Pasta al dente

¿Qué importancia tiene preparar la pasta al Dente?

La pasta es la base de la dieta mediterránea y la cocción de esta es más importante de lo que piensas.

El término al dente es un método de cocción que sugiere no dejar que la pasta se ablande totalmente antes de sacarla del agua en ebullición; aunque la pasta estará cocida, tendrá un punto de dureza en su interior. Muchos conocedores de la gastronomía mediterránea, rechazarían un plato de pasta bien cocida; no solo porque el sabor y la textura en el paladar varían, sino porque comer la pasta al dente, representa beneficios para el organismo. 

La digestibilidad de la pasta se ve favorecida por el grado de cocción, por eso, preparar una pasta al dente supone no dejar que todo el almidón, que son las propiedades nutricionales de la pasta, quede en el agua durante la cocción. Además, la menor digestión de los almidones, al dejar por menos tiempo la pasta en el agua, permite una eliminación más lenta de las moléculas de glucosa contenidas en el propio almidón. Así podríamos disminuir el impacto en el índice glucémico del cuerpo, pues esto ayudaría al organismo a reducir la estimulación de producción de insulina, evitando almacenar grasa. 

¿Cómo se cocina la pasta al dente? 

Debes de elegir una olla o cacerola pensando en que deberás usar al menos 1 litro de agua salada por cada 100 gramos de pasta deshidratada, aunque la largueza del formato de pasta elegido también influirá en la cantidad de agua necesaria. Debe haber espacio y agua suficiente para evitar, que, al evaporarse el agua, la pasta no alcance a sumergirse por completo y la cocción no sea uniforme.  Igualmente, debes agregar la sal a la cacerola en el momento que comience a hervir, y cuando esté hirviendo, agregar la pasta. 

Mientras la pasta se encuentre en el agua, se debe mover un poco de vez en cuando, esto evitará que se vuelva pegajosa. Debes seguir las indicaciones del paquete para saber exactamente cuánto tiempo debe estar dentro de la cacerola, la pasta fresca o sin gluten, siempre necesitará mucho menos tiempo que la deshidratada. El tiempo requerido dependerá también de la calidad del grano con el que ha sido fabricada.  Siempre es buena idea probar la pasta para reconocer el estado de cocción y calcular el tiempo restante en la estufa, escurre siempre con agua fría para que no se pegue y siempre calcula el tiempo que te tomará encargarte de la salsa, pues hacer esperar mucho a la pasta provocará que se vuelva pegajosa y quede arruinada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?