La cocina italiana: ¡un sabroso recorrido entre los platillos del País!

Cuando pensamos en Italia, pensamos en un lugar rico en cultura, dialectos, tradiciones y, sobre todo, de comida. A pesar de que sea un País bastante chico a nivel de dimensión y territorio, cada región italiana conserva sus arraigadas tradiciones, formando un verdadero mosaico que atrae por la variedad y la originalidad de sus costumbres. La gastronomía es uno de los ámbitos en los que esta particularidad se refleja con más evidencia. 

Italia se disfruta a través de los cinco sentidos. Con raíces que datan de los tiempos más antiguos, la cocina italiana es un auténtico crisol gastronómico, donde hay diferencias entre norte y sur, entre cada provincia e incluso ciudad, por lo que es difícil enumerar una lista de platos típicos en todo el país. Por esta misma razón, vamos a hacer un pequeño recorrido entre las diferencias básicas entre las zonas italianas más conocidas, según su ubicación geográfica.

El norte de Italia

Mientras que la comida italiana del sur es conducida por el mar, la comida italiana del norte abarca la tierra. Las regiones de Lombardia y Piemonte son ideales para la cría de ganado y su cocina lo refleja como tal. La cocina del norte de Italia cuenta con unas protagonistas indiscutidas: las salsas. Pesto y ragú son las principales, y difícilmente un plato de deliciosa pasta casera vaya a servirse sin la compañía de estas dos piezas infaltables.

Mientras que el sur de Italia puede sostener la afirmación de pizza, el Norte de Italia ha contribuido a la creación de uno de los símbolos de la cocina italiana, el queso parmesano. El terreno montañoso al pie de los Alpes es perfecto pastizales para el ganado ovino, cabras, y las vacas que producen Parmigiano-Reggiano, Asiago, gorgonzola, quesos de oveja y con su diversidad en sabor y textura de estos quesos han sido adoptados en tanto del norte como del sur de Italia.

Otro nombre destacado en el norte es el carpaccio, un plato que se realiza con carne cruda cortada en láminas finas y con toques de limón, aceite de oliva y parmigiano reggiano. Puede realizarse con cordero, ternera, cerdo o avestruz.

El centro de Italia

Las carnes son aquí la clave de todo plato delicioso. Generalmente se las consume acompañadas de verduras, y las más populares son las de cerdo, de cordero y las carnes vacunas. Podemos encontrarlas asadas a las brasas, preparadas en brochetas, especiadas con numerosas hierbas de la región o incluso sin guarnición alguna.

El sur de Italia

La comida del sur de Italia es la más difundida en el mundo. Todos sabemos disfrutar de un buen plato de spaghetti, y quién no siente deseos cada tanto de probar una deliciosa porción de pizza. Las hortalizas también son muy consumidas, en especial con aceite de oliva. La sencillez de los platos sureños es lo que los caracteriza, y permite descubrir los sabores típicos de esta región en su estado más puro.

Las islas italianas

Sicilia y Cerdeña tienen cada una su personalidad propia. En Sicilia, la gastronomía mediterránea reina, y los pescados son los mimados de la cocina. Se los sirve acompañados de las tradicionales bolas de arroz con chícharos, los arancini.

Cerdeña se destaca por sus recetas catalanas, como la favata. Este plato realizado con alubias blancas y embutidos de cerdo es uno de sus componentes principales.

Fuente: La Cocina Italiana 

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

it_ITIT
Torna su
Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?